domingo, 1 de julio de 2018

André Aciman sobre Roberto Bolaño


Hace poco apareció en La Tercera una entrevista en la que André Aciman, además de referirse al éxito de Call Me by Your Name (se me antoja mucho esta novela, pese a que ya he visto la adaptación), afirma no leer literatura contemporánea. También dice esto del autor de Nocturno de Chile:

(...) creo que Roberto Bolaño está altamente sobrevalorado. No creo que sea un buen escritor. No estoy interesado en él. Lo encuentro superficial, un poco tonto y, francamente, me parece que mucha gente lo ama, pero me cuesta tomar a esa gente en serio. Creo que fundamentalmente muestra una falta de gusto. Y el gusto para mí es universal, no personal. Hay buen gusto y mal gusto.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Basada en hechos reales

Lo único que le pediría a un autor de bestsellers es que su obra me entretenga algunas horas o días; el tiempo necesario antes de tomar del estante un libro de verdad. Basada en hechos reales (Anagrama, 2016), de Delphine de Vigan, cumple muy bien con esta súplica. El bestseller es un descanso necesario entre Barth y Bernhard (así, en el orden alfabético de mis anaqueles).

De Vigan la tiene muy clara: mezclar la autoficción con el somnoliento terror de King para obtener, por fuerza de los ingredientes, una novela rentable. No hay mayor engaño aquí. Lo que se anuncia es una hamburguesa y lo que el lector recibe es una razonable cantidad de páginas de fácil consumo.

La novela de marras transita en muchos territorios. Es un thriller que se plantea la decadencia de la ficción literaria y, a su vez, una apología al género de moda (hablamos de la autoficción, por si no ha quedado claro).

El juego que se plantea desde un inicio es el mismo que en todas las novelas de este tipo. Aquí, una escritora llamada Delphine atraviesa un bloqueo literario y conoce a una enigmática mujer llamada L. Los parentescos entre la autora y la narradora van aumentando a medida que avanza el relato, y es así como el lector debe creer que ambas son la misma persona y que lo que se cuenta allí es como se señala en el título. De otra forma, no habría juego.

Lo fascinante es que, tras una lectura que no haya entrado en el plano lúdico, se nos mostrará en cambio a una Delphine (la narradora) aquejada por un severo trastorno mental. L., más que un personaje envuelto en el misterio, sería el resultado de una enfermedad compleja. Quizá Delphine (y tal vez también la autora) no está tan cuerda como uno pensaba.

Solo una especulación de esta índole hace que la novela mantenga cierto interés. Fuera de esto, el lector encontrará una historia que se complace en la redundancia y exhibe un personaje principal tan irritante como patético. Queda un consuelo: la adaptación de Polanski hace que esta novela parezca una obra maestra.

DE VIGAN, Delphine. Basada en hechos reales. Barcelona: Anagrama, 2016.

(Texto publicado en la edición de mayo de Revista MOT).

martes, 3 de abril de 2018

La velocidad del pánico (fragmento)

Ilustración: Manuel Gómez Burns.

Hace un par de días se publicó un adelanto de mi próximo libro en el suplemento «El Dominical», de El Comercio. Mientras decido si creo otro blog para la novela o coloco la información relevante en este lugar, les dejo el enlace del mencionado fragmento aquí.

viernes, 2 de marzo de 2018

Óscar 2018: una lista muy pobre


                   

Febrero, mes de cinefilia. Ver casi todo (31 películas en esta ocasión) y predecir a los posibles ganadores del Óscar. Lo estamos haciendo por quinto año consecutivo en este blog (no es broma; ver: 2014, 2015, 2016 y 2017). Algunos lo llaman masoquismo.

En comparación con los años anteriores, las cintas nominadas para la nonagésima entrega están muy por debajo de filmes como Nebraska o Moonlight. Incluso las que compiten en categorías más esperanzadoras, como la de mejor película en lengua extranjera, no se encuentran a la altura de sus predecesoras. Demás está decir que la Academia ha desestimado largometrajes notables. A saber: A Ghost Story, Mother! o Split, por mencionar algunos. Misterios e injusticias de Hollywood.      


Mejor actor

-Timothée Chalamet (Call Me by Your Name)
-Daniel Day-Lewis (Phantom Thread)
-Daniel Kaluuya (Get Out)
-Gary Oldman (Darkest Hour)
-Denzel Washington (Roman J. Israel, Esq.)

Daniel Day-Lewis, con tres estatuillas en su haber, ofrece en Phantom Thread una eficiente actuación. Se puede decir lo mismo de Kaluuya, pese a que haya repetido el mismo personaje que vimos en Black Mirror. Chalamet, sin duda, ha sido el gran descubrimiento del último año. Sin embargo, todo indica que el hombre bajo el disfraz de Winston Churchill será el ganador de esta categoría. Se trata de un premio a la trayectoria.

Mejor actor de reparto

-Willem Dafoe (The Florida Project)
-Woody Harrelson (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri)
-Richard Jenkins (The Shape of Water)
-Christopher Plummer (All the Money in the World)
-Sam Rockwell (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri)

Kevin Spacey pudo haber sido nominado en All the Money in the World (y quizás, para felicidad nuestra, habría resultado vencedor). Las acusaciones por acoso hicieron que Plummer lo reemplazara en todas sus escenas, que no son pocas, y el resultado ha sido una película decente pero sin encanto. Este dato solo es para explicar que Sam Rockwell, sin Spacey en el grupo, no tiene ningún obstáculo para recibir el premio este domingo. 

Mejor actriz

-Sally Hawkins (The Shape of Water)
-Frances McDormand (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri)
-Margot Robbie (I, Tonya)
-Saoirse Ronan (Lady Bird)
-Meryl Streep (The Post)

Frances McDormand es la gran favorita. No lo niego. Su actuación es destacable. No obstante, quienes hayan visto I, Tonya estarán de acuerdo en que Margot Robbie nos obsequia una interpretación descomunal de la polémica Tonya Harding (la escena frente al espejo es más que suficiente para comprobarlo).

Mejor actriz de reparto

-Mary J. Blige (Mudbound)
-Allison Janney (I, Tonya)
-Lesley Manville (Phantom Thread)
-Laurie Metcalf (Lady Bird)
-Octavia Spencer (The Shape of Water)

I, Tonya es una gran cinta y no se entiende por qué no está en la lista de las nominadas a mejor película. Allison Janney tiene aquí el dominio absoluto y, en la gala, se espera que el reconocimiento sea justo. Metcalf y Manville sobran en esta categoría.

Mejor guion original

-The Big Sick (Emily V. Gordon y Kumail Nanjiani)
-Get Out (Jordan Peele)
-Lady Bird (Greta Gerwig)
-The Shape of Water (Guillermo del Toro y Vanessa Taylor)
-Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (Martin McDonagh)

Una de mis categorías predilectas, lo he dicho tantas veces. Para destacar: Get Out. Una historia que, con muy pocos elementos, se va volviendo extraña y retorcida (parece un relato de Samanta Schweblin). Pese a estos méritos. el Óscar tiene que ganarlo Three Billboards Outside Ebbing, Missouri. Posee todos los ingredientes que necesita una película ácida y cargada de humor negro.

Mejor guion adaptado

-Call Me by Your Name
-The Disaster Artist
-Logan
-Molly's Game
-Mudbound

Tal vez no sea el más autorizado para opinar en esta categoría (no he leído las novelas de Aciman y Jordan). Aun así, voy a arriesgarme y diré que Logan merece llevarse la estatuilla. De alguna manera, la adaptación de Old Man Logan logró ir por buen camino. Pese a las numerosas restricciones de Marvel (o quizá gracias a estas) se pudo realizar una cinta poseedora de un relato bastante eficaz. 

Mejor película en lengua extranjera

-Una mujer fantástica (Chile)
-The Insult (Líbano)
-Nelyubov (Rusia)
-Testről és lélekről (Hungría)
-The Square (Suecia)

Mi categoría favorita, qué duda cabe. Aquí, lo normal es que ninguna película tenga pierde. Pero ahora ha sucedido lo anormal: casi todo es un desperdicio. Descontando The Insult (que no pude conseguir en ninguna parte), el resto de películas oscila entre lo gélido (Nelyubov) y lo sobrevalorado (The Square). Dudo que Una mujer fantástica tenga los méritos suficientes para resultar vencedora. Mi apuesta va por Testről és lélekről (On body and soul). No es una maravilla, pero es superior a las demás.

Mejor edición de sonido

-Baby Driver (Julian Slater)
-Blade Runner 2049 (Mark Mangini y Theo Green)
-Dunkirk (Richard King y Alex Gibson)
-The Shape of Water (Nathan Robitaille y Nelson Ferreira)
-Star Wars: The Last Jedi (Matthew Wood y Ren Klyce)

Nos metemos ahora en donde no nos llaman: categorías técnicas. Tanto edición de sonido como mezcla de sonido comparten las mismas películas, y en la primera vamos a optar por Dunkirk.

Mejor mezcla de sonido

-Baby Driver (Julian Slater, Tim Cavagin y Mary H. Ellis)
-Blade Runner 2049 (Ron Bartlett, Doug Hemphill y Mac Ruth)
-Dunkirk (Mark Weingarten, Gregg Landaker y Gary A. Rizzo)
-The Shape of Water (Christian Cooke, Brad Zoern y Glen Gauthier)
-Star Wars: The Last Jedi (David Parker, Michael Semanick, Ren Klyce y Stuart Wilson)

He disfrutado mucho Baby Driver. En lo que respecta a mezcla de sonido, este filme desprende una armonía casi perfecta.

Mejor fotografía

-Blade Runner 2049 (Roger Deakins)
-Darkest Hour (Bruno Delbonnel)
-Dunkirk (Hoyte van Hoytema)
-Mudbound (Rachel Morrison)
-The Shape of Water (Dan Laustsen)

He conversado con R. al respecto y ha tenido puntos de vista muy diferentes a los míos. Detesta la fotografía de interiores (The Shape of Water) y, al parecer, lo ofrecido en Dunkirk es lo que más le ha gustado. Mi favorita, por otro lado, es Blade Runner 2049. Roger Deakins es el eterno perdedor en esta categoría, y su trabajo en el filme de Villeneuve merece un monumento. 

Mejor montaje

-Baby Driver (Paul Machliss y Jonathan Amos)
-Dunkirk (Lee Smith)
-I, Tonya (Tatiana S. Riegel)
-The Shape of Water (Sidney Wolinsky)
-Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (Jon Gregory)

No me gusta para nada el cine de Nolan, pero no debo dejar de reconocer que Dunkirk, en lo concerniente a montaje, es superior al resto de cintas que conforman este grupo. Lee Smith, quien ha trabajado en todas las películas de este director, debería alzar el premio.  

Mejor documental

-Abacus: Small Enough to Jail
-Faces Places
-Icarus
-Last Men in Aleppo
-Strong Island

No suelo ver documentales en general. En esta ocasión, al darme cuenta de que las cintas nominadas no lograban satisfacerme, le di una oportunidad a una categoría que suelo dejar de lado. Estoy seguro de que Last Men in Aleppo, sutil y duro documental sobre la guerra en Siria, tiene todo a su favor. (Mención especial para Icarus).   

Mejor película de animación

-The Boss Baby
-The Breadwinner
-Coco
-Ferdinand
-Loving Vincent

The Breadwinner es una película que reúne los elementos que llaman la atención de la crítica: la guerra como tema de fondo y el fanatismo de algunas religiones. Lo lamentable es que esta cinta de animación no haya sido un éxito de taquilla, como sí lo fue Coco, filme que, al parecer, opacará el enorme trabajo artesanal de Loving Vincent.

Mejor director

-Christopher Nolan (Dunkirk)
-Jordan Peele (Get Out)
-Greta Gerwig (Lady Bird)
-Paul Thomas Anderson (Phantom Thread)
-Guillermo del Toro (The Shape of Water)

Me parece que la disputa aquí es entre Del Toro y Anderson. El primero nos muestra una película solvente. El segundo, en cambio, nos entrega un trabajo impecable pero muy mesurado si lo comparamos con joyas como The Master. Paul Thomas Anderson ha preferido no arriesgar en Phantom Thread, pero su trayectoria clama por un Óscar. (Solo en mis pesadillas Nolan se alza con el premio).  

Mejor película

-Call Me by Your Name
-Darkest Hour
-Dunkirk
-Get Out
-Lady Bird
-Phantom Thread
-The Post
-The Shape of Water
-Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

Darkest Hour solo se filmó para el lucimiento de Gary Oldman. Call Me by Your Name solo es una película simpática y, además, le sobra una hora. The Shape of Water es cursi y risible (además, basta con ver el póster para enterarse de qué va y cómo termina la historia). The Post es bastante acertada, pero nadie podrá decir que es magnífica. Lady Bird no existe. Y en medio de este desierto solo destaca The Florida Project. Sin embargo, al no estar nominada, la única que tiene cierta ventaja sobre las demás es Three Billboards Outside Ebbing, Missouri. Es, digamos, la menos mala de esta pobrísima lista.